La Argentina que afrontamos

Comenzamos a transitar caminos que solo pueden asegurarnos días muy difíciles, porque finalizados sus alegatos los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola en la causa Vialidad, sostienen que ha quedado demostrado que la persona que se revela como jefe de la asociación ilícita es Cristina Fernández, conformando una asociación ilícita que organizó el fraude dentro de la administración pública para la obra pública, esta asociación ilícita era “Una banda criminal que el objetivo era sustraer fondos públicos millonarios mediante la aparente licitación de la obra publica en Santa Cruz y después darle apariencia legal a esos fondos en las causas conocidas como “Los Sauces- Hotesur”, Luciani pidió una pena de 12 años de prisión para la vicepresidenta por jefa de la asociación ilícita.

La unión hace la fuerza

La Argentina es el octavo país más grande en extensión territorial del mundo, todo su
suelo es fértil y tiene diversidad de climas, por otra parte su suelo, subsuelo y mar con
recursos ilimitados lo hacen potencialmente rico, estas condiciones le permitieron que a
comienzo del siglo pasado ocupáramos los primeros lugares de ingreso per capita del
mundo y con una población de nulo analfabetismo, done millones de europeos en su
mayoría buscaron la paz, el trabajo y la prosperidad que sus países no les brindaban.

¿Que pasa en la Argentina?

No nos equivoquemos, valuemos con sensatez y conocimiento nuestra realidad, lo
concreto y real es que hoy en la Argentina se viene produciendo irreversiblemente un proceso similar a lo acontecido en la URSS con su Nomenclatura, tal como se designaba a la clase dirigente que administraba la estructura del estado soviético.

Reaccionemos

Las estructuras del gobierno de Alberto Fernández crujen y se resquebrajan por todos lados, sus constantes contradicciones hicieron eclosión con la renuncia del Ministro de Economía Martín Guzmán y lo aproximan a un eventual fin. Las sucesivas crisis nos indican indubitablemente que el presidente nunca tuvo, ni tiene plan alguno de gobierno, que se conduce tratando de complacer los cambiantes humores e intereses de la vicepresidenta, esto se traduce en las inconsistencias de las medidas que diariamente toma, en el orden interno nos están asegurando inexorablemente que somos un país concursado que desesperadamente clama por no caer en la quiebra, esto pone en peligro la paz social.

Un Estado fallido

Con absoluta indiferencia vemos como el país que supimos tener, hoy es solo un recuerdo muy difuso de la grandeza que perdimos. ¿Por qué decimos esto, qué nos pasa a los argentinos? Que siendo ricos vivimos en la pobreza, siendo cultos la ignorancia prevalece entre nosotros, siendo pacíficos vivimos en la violencia, siendo democráticos y libres pensadores vivimos en la autocracia y sometidos al ideologismo perimido de una izquierda obtusa y xtraviada, sido nuestra pertenencia occidente y sus democracias nos asociamos a las dictaduras como lo son Cuba, Nicaragua, Venezuela, Irán, Rusia y China. ¡Tan incomprensibles y caóticos nos transformamos que nos cuesta reconocernos como Argentinos!

Criptomondas

En los últimos años asistimos a cambios vertiginosos de los mercados financieros por la
operatoria virtual, esto trastocó todos los patrones de conducta y en cierta medida los éticos e imponen la prudencia y conocimiento técnico de su funcionamiento para entrar en ellos.

Un Presidente extraviado, un país a la deriva

No se puede dudar que la deslucida e intrascendente visita del presidente a Europa, puso en evidencia que solo viajo a ventilar los problemas domésticos y malograr la oportunidad de exponer las potenciales ventajas que la Argentina ofrece en las circunstancias tan graves que Europa atraviesa con motivo de la criminal invasión rusa a Ucrania, potenciado fundamentalmente por todo lo que significa Putín y su entorno militar como amenaza a Europa principalmente los países del este, los EE.UU. y en forma global la paz mundial, potenciado por la aparente y ambigua neutralidad de China, actitud que solo oculta sus inequívocas ambiciones expansionistas que pueden llegar a implicar otro eventual escenario de futuros conflictos internacionales.

Federalismo es Economías Regionales

La realidad fáctica es que somos una nación férreamente unitaria a pesar que su constitución establece y determina como federal, es decir nuestro federalismo es solo una ficción, esto se refleja en que los reclamos a las demandas del interior por la defensa de sus derechos se deben hacer en Buenos Aires ante la Casa Rosada, cuando
debería ser también en el Congreso de la Nación donde están los representes del pueblo o ante el Palacio del Justicia donde debe cobijarse e impartirse ella, ¿Por qué ocurre esto? Porque el Poder Ejecutivo que todo lo determina pretende que con sumisión y silencio se sometan los otros dos poderes que en la teoría conforman la república.

Economías Regionales y PyMes ante el nuevo desafío

Estamos inmersos quizás en la crisis más severa de nuestra historia como nación independiente, el derrumbe alcanza a todas las capas sociales, sus consecuencias tanto
económicas, financieras como sociales con diferentes grados de severidad nos castiga a todos, nos precipitamos aceleradamente al foso de la insidia.

¿Ahora como seguimos?

Finalmente luego de dos años de conversaciones, de tiras y aflojas cuando ya los tiempos tenían inminente vencimiento se acordó con el FMI, esto no significa que se llego a la solución del problema, muy por el contrario es un hecho fáctico la imposibilidad de su cumplimiento. Sin embargo para su solución nada hacemos, solo con indiferencia nos refugiamos en el limbo de las utopías en cuanto un plan que contemple su instrumentación y ejecución.