Hora de meditación y decisiones

Entramos en plena campaña electoral, desde el gobierno se entiende que anestesiando
las variables económicas y sociales podrán llegar a las elecciones con el camino más
despejado y ganarlas, posiblemente tengan razón y ganen, pero el día después cuando la anestesia desaparezca que harán.

Argentina camino de servidumbre

El acelerado deterioro en todos los ordenes que sufre la Republica la esta aproximando a un punto de inflexión que de no reaccionar sus consecuencias serán irreversibles.
Se viene reclamando un plan económico que a la fecha no se conoce, sin embargo el gobierno insiste en que si lo hay y es cierto, tan cierto que no lo pueden dar a conocer ni difundir porque es de “economía planificada” que tiene el objetivo de llevarnos al socialismo, algo que la sociedad no aceptaría, sin embargo todas la decisiones apuntan a este objetivo: la abolición de la empresa privada y de los medios de producción.

Argentina Una Trágica Comedia

¡Lasciate ogni speranza, voi, ch’entrate! ¡Dejad toda esperanza vos que entráis! Es la expresión que utiliza Dante Alighieri en su monumental obra La Divina Comedia, al inicio del canto tercero para advertir a las almas de quienes ingresan al infierno, esto también es aplicable por analogía a la Argentina luego que se nos considere por Morgan Stanley Capital Investment (MSCI) en su Revisión Anual de Clasificaciones de Mercado, en la categoría de “standalone”, en lugar de hacerla descender como se esperaba al nivel de “frontera” al que habíamos accedido en junio de 2018, que se formalizo en mayo de 2019.

Ante la Reflexión y la Acción

El cúmulo de adversidades que hoy ensombrecen el cielo y horizonte de la Argentina
debe llamarnos a la reflexión sobre que nos pasa y que hacemos para revertir este acelerado proceso que nos esta conduciendo a un destino del que no hay retorno.

Dilapidamos la herencia – Malogramos el presente – Destruimos el futuro.

Dilapidamos la herencia que nos había dejado la argentina opulenta de comienzos del siglo XX, nos endeudamos por varias generaciones, destruimos el futuro de nuestros niños y jóvenes. ¿Qué motivo este derrumbe institucional, económico, moral, social y educativo? Nuestra indolencia, irresponsabilidad, de no querer mirar, no observar, no reaccionar, ni castigar a la corrupción y a los corruptos, esto nos esta conduciendo a que dejamos con indiferencia que se este destruyendo la república.

¿Cuál es nuestro destino?

Los argentinos nos estamos convirtiendo es zombis en los que la incertidumbre, el temor, la tristeza, la apatía dominan nuestro espíritu, animo y proceder esto nos conduce a aceptar con fatalismo que los corruptos e inoperantes destruyan la república.

Salvemos a las PyMes y las Economías Regionales

Los pronósticos en cuanto al acelerado derrumbe de la república se están cumpliendo inexorablemente y no por casualidad sino por la causalidad de la anomia con que se conduce el gobierno, motivada por la pugna de intereses en su seno, que solo genera tanto en lo interno como externo más desorientación, confusión y desinterés por la Argentina que se evidencia en la desinversión y el riesgo país. A esto debemos sumar el estado de indefinición, desavenencias e inmovilidad en que se encuentra la oposición
acrecentando temores.

Argentina: Incertidumbre, desconfianza y Temor

Los conflictos y problemas se precipitan y multiplican aceleradamente, por ello la
incertidumbre, la desconfianza y el temor hoy dominan a la Argentina. En lo económico el miércoles de la semana pasada por la mañana el Presidente Alberto Fernández mantenía una videoconferencia con David Malpass Presidente del Banco Mundial y le reitero la voluntad del gobierno de pagar sus deudas y cumplir con sus compromisos.

Camaleón

Los argentinos pasamos nuestra existencia lamentando los gobiernos que tuvimos y tenemos, describiendo las calamidades que nos hicieron y hacen pasar, cómo de forma vil nos robaron, nos roban, nos egañaron y engañan, cómo este proceder nos llevo y lleva al derrumbe, la discordia, la división y confrontación entre hermanos, la miseria, la pobreza, la ignorancia, la enfermedad y la muerte.

¿Prevaleceremos?

Vivimos los argentinos momentos trascendentes, el desorden, la incertidumbre, la enfermedad, la muerte, la crisis económica, financiera, social y educacional nos obnubilan el pensamiento, los ánimos se exasperan y la sensatez deja el lugar a la ira,
dentro de este contexto la pobreza y la desigualdad en las últimas dos décadas han crecido a brincos y saltos desmesurados, son la realidad que nos golpea, pero por sobre todas ellas el derrumbe ético, moral y la perdida de la dignidad son las amenazas más ciertas, reales que hoy se ciernen sobre la república.