Argentina cambalache impredecible y sin rumbo

Posted by

El pasado sirve a los historiadores para su estudio y sacar conclusiones o de referencia para no cometer iguales errores y si encontrar soluciones y lograr éxitos, sin embargo los argentinos vivimos anclados a el, del que nada aprendemos, vivimos sin comprenderlo y lo repetimos ininterrumpidamente esperando obtener resultados diferentes.

Hace décadas que nos encontramos encerrados en un diabólico laberinto donde nos enfrentamos ante el problema del ser y el deber ser sin encontrar su solución, en el mientras tanto estamos en caída libre, las deudas nos agobian, la pobreza y la inseguridad se acrecientan sin limite, la falta de educación alcanza niveles de tragedia, y así acumulamos desastres, todo esto lo denostamos pero mansamente lo aceptamos.

Nos gobiernan y dirigen los corruptos a quienes conocemos y padecemos, que tienen juicios pendientes con la justicia penal que sin embargo con indiferencia dejamos que continúen en sus cargos sumando delitos. Dirigentes políticos con condenas firmes por peculado dan conferencia a los jóvenes en la Universidad, un ejemplo más de la necedad con que nos conducimos. Desde las más altas jerarquías del estado se insita a no pagar deudas externas contraídas por gobiernos anteriores y también por ellos mismos, un dislate incomprensible.

Políticos recién electos que no dejen de hablar por los medios, la elección ya terminó, ahora deben hacerlo donde les corresponde desde sus bancas para eso fueron votados, El “vamos hacer” o “no vamos hacer” es la expresión más utilizada por nuestra dirigencia política y la más incumplida. Vivimos en la mentira, nadie es quien dice ser, todo es una representación fraudulenta que todos conocemos y que todos aceptamos Hace dos años que estamos negociando la deuda con el FMI que se tomo durante la administración Macri por un monto excepcional 57.000 millones de dólares de los que se utilizaron 44.000.- millones, cuando se la contrajo se hizo con la certeza de que su cumplimiento en los términos pactados eran imposibles de cumplir, no importaba el propósito era lograr la reelección del presidente y su gente, en el FMI estaban en conocimiento de esta situación pero como querían la continuidad de Macri lo aprobaron, en el medio sin duda hubo beneficiarios personales directos de ambos lados que permanecen cuidadosamente y prudentemente callados.

De forma inexplicable aún no arreglamos, en definitiva podemos firmar cualquier cosa nuestra natural condición de irresponsables nos lo permite, por otra parte no estamos en condiciones de cumplir nada, en el FMI lo saben, pero ellos también están en igual situación sus funcionaros solo buscan la solución a la coyuntura, luego a comenzar de nuevo, así continua el cuento de la buena pipa. Pero en el mientras tanto hacemos pagos parciales, se suman intereses y gastos por la tramitación de funcionaros que de ambos lados van y vienen, la deuda se acrecienta para finalmente a pagar. Conclusión sumamos disparates.

En el Congreso de la Nación nuestros legisladores debaten en secciones maratónicas el Presupuesto Nacional que es la ley estructural básica de la conducción del estado, sin embargo lo presentado y debatido es irrealizable porque esta fuera de la realidad, esto todos sin excepción lo conocen, sin embargo con anteojeras continúan este triste y engañoso espectáculo.

Este proceder se iguala en la forma con que encaramos todos nuestros problemas domésticos y externos, nos cansamos de decir que estamos en crisis pero con despreocupación e indolencia continuamos haciendo lo mismo, con los mismos personajes a quienes reitero denostamos, votamos y aceptamos.

La estructura política esta totalmente desarticulada y es un caos, carecemos de un programa de gobierno todo se improvisa, todo se cambia, nada es seguro, la incertidumbre es nuestra constante situación, pretendemos inversiones y solo logramos que emigren las ya establecidas, necesitamos capital pero el nuestro lo fugamos e invertimos en el exterior, motivamos y forzamos a nuestros jóvenes a que emigren a quienes previamente los capacitamos.

No podemos ni debemos continuar así, necesitamos una conducción seria, responsable, idónea, honesta para que pueda ser creíble y así gobernar con el consenso de todos, para ello debemos unirnos, trabajar juntos en objetivos comunes, dejar sectarismos y prejuicios para pensar en futuro.

Finalmente como inspiración y guía tengamos como lema para enfrentar el desafío de volver a ser lo que supimos ser el que utilizaron los revolucionaros belgas para lograr su independencia en 1830, muchos de ellos inspirados en el General José de San Martín a quien querían como su comandante, el mismo fue “La Unión hace a la Fuerza”.

Buenos Aires, 17 de diciembre de 2021 Diego Lo Tártaro Presidente de IADER