Debemos acordar con el FMI

Posted by

Los mercados de crédito a nivel mundial tienen como toda organización humana sus reglas y conductas, el sistema político o económico que cada país tiene en nada incide ni modifican su funcionamiento, las reglas son las mismas para todos por igual y todos la aceptan y cumplen, la Argentina es un caso aparte, acuerda pero no cumple, luego pretende modificar los términos de lo acordado según su conveniencia o humor, finalmente nada decide y termina siendo demandada ante la justicia. Este proceder transformo a la Argentina en el paria del mundo de los mercados de capitales que deambula mendigando ayuda y cuando trabajosamente la consigue vuelve a quebrantar su palabra y no cumple.

Hace varias décadas que nuestros gobiernos vienen tomado créditos en el exterior para luego no cumplir y caer en default, el destino de esos créditos siempre fueron dudosos y sospechados de corrupción, ahora bien ¿Porque nos vuelven a prestar si somos incumplidores crónicos y el destino de esos dineros ellos conocen? Porque finalmente siempre pagamos, porque nos demandan en tribunales del exterior, porque estamos sometidos a legislación extranjera, entonces perdemos, nos embargan y como somos inmensamente ricos en recursos que no sabemos utilizar ni explotar, estos recursos los debemos ceder para que los acreedores recuperen con intereses usurarios sus acreencias. Así de esta forma cada vez estamos más desacreditados y más pobres.

En cuanto a la deuda con el FMI es necesario llegar a un acuerdo dado que de lo contrario ello nos llevará al default y ya conocemos que implica esto, pero carecemos de plan alguno para superar la coyuntura, conclusión continuamos en la indefinición. Vayamos a algunos ejemplos emblemáticos de la irresponsabilidad de contraer compromisos internacionales y lo oneroso que puede resultar no cumplirlos. Rivadavia toma en 1824 un préstamo con la Baring Brothers, demoramos casi 80 años en cancelarlo y el costo supero más de 9 veces lo pedido. A comienzos de 1955 el presidente Juan Perón firma un humillante contrato con la Compañía California Argentina de Petróleo S.A del Estado de Delaware Estados Unidos de América, cediendo los derechos exclusivos de explotación de petróleo y gas por 40 años sobre una superficie de 49.800 kilómetros cuadrados en la Patagonia Sur, este fue uno de los motivos que lo llevaron a su caída ese año.

Cristina Fernández acuerda con China en el año 2012 la cesión en comodato por 50 años de 200 hectáreas para que construya una base en Bajada del Agrio en Neuquén la Agencia Estatal China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites que depende del Ministerio de Defensa de la República China, luego esto es ratificado por el presidente Mauricio Macri, el motivo encubierto pero cierto para nosotros tener respaldo financiero del gobierno chino, es de destacar el carácter de secreto que a algunos ítems se le dio, motivando fundadas sospechas de su uso militar por parte del Ejercito chino.

El presidente Mauricio Macri tomo en 2018 un excepcional crédito por su monto de 57 mil millones de dólares con el FMI del cual solo se utilizaron 44 mil millones que sabíamos que no podríamos pagar en las condiciones pactadas, hoy este desatino se evidencia en las dificilísimas negociaciones que mantenemos con dicho organismo internacional para su refinanciación.

Lo arriba expuesto refleja palmariamente lo costoso que puede resultar asumir compromisos internacionales cuando nos conducimos con irresponsabilidad, ineptitud y casi siempre existiendo intereses subyacentes de difícil comprensión y explicación Hoy se debate quien endeudó más al pías si Cristina Fernández de Kirchner, si Mauricio Macri o ahora Alberto Fernández, debate inútil que a nada nos conduce, los tres en mayor o menor medida al igual que desde hace ya décadas los sucesivos gobiernos lo vienen haciendo, todos unificados por la irresponsabilidad, la desidia y la corrupción nos endeudaron. Llego el momento de terminar con todos estos gobernantes y políticos que son una serie de incompetentes y amorales quienes deberán ser juzgados ahora por la justicia, luego lo hará la historia.

Mientras tanto continuamos dando la espada a la racionalidad ¿Porque decimos esto? La elección de noviembre evidencio que las crisis económicas generan en el electorado una intensificación de la polarizacion hacia los extremismos tanto de derecha como de izquierda, esto también se evidenció en las últimas elecciones chilenas, a no dudar que estos giros políticos son el reflejo del repudio a la clase dirigente que se comporta de espaldas a lo que la ciudadanía necesita y reclama, situación esta que encubre un peligro evidente y cierto para la democracia.

La presidencia de Alberto Fernández puede integrar el libro de los “desatinos” porque se puede errar por acción u omisión pero no siempre, sin embargo el presidente lo adopto como metodología y lo demuestran los desatinos en que incurre de forma sistemática y sin interrupción a lo largo de sus dos años de gobierno.

Las políticas que inspiran confianza son aquellas que por su racionalidad fomentan la inversión y favorecen la bonanza económica, el presidente Alberto Fernández espera que a través de la irracionalidad va a lograr estos propósitos, así nos va. Por su parte la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner continúa su obscena, e ininterrumpida carrera para lograr la impunidad por la cantidad de delitos cometidos por ella y su gente, los intendentes de la Provincia de Buenos Aires persisten en la búsqueda de la eterna reelección, simultáneamente la mayoría de los políticos continúan comportándose de espadas al interés y necesidades que expresó la ciudadanía en las urnas. ¿Que esperan que los aprobemos?

¿Por qué decimos esto? Porque de continuar como lo hacemos irremediablemente vamos camino a una implosión, por ello bien vale recordar al ex presidente Juan Domingo Perón quien decía “Cuando los pueblos agotan su paciencia, hacen tronar el escarmiento” esto quienes más presente deberían tenerlo son los peronistas, sin embargo este gobierno que dice ser peronista lo ignora y solo se conduce a no dudar a las consecuencias que su mentor tan bien explicitara.

Buenos Aires, 1 de diciembre de 2021 Diego Lo Tártaro Presidente de IADER