El falso fantasma de los mercados

Posted by

La realidad que nos toca vivir, padecer y afrontar, como consecuencia de haber
trastocado todas las reglas de conducta quebrantando así todos los contratos
consecuentemente violando las leyes, ciertamente pareciera que llega a su fin si
analizamos con sensatez, equilibrio y frialdad el resultado de las elecciones del
domingo.
Esta nueva realidad de las urnas evidencian que la corriente del pensamiento y
proceder de políticos, empresarios y sindicalistas enrolados en dogmas peronistas,
kirchneristas y de la izquierda que durante muchas décadas sus voces extraviadas
con peso político pregonaron y pregonan que el causante de todos nuestros males es:
“El Mercado”, hoy las urnas dieron una respuesta contundente e indubitable que sus
razonamientos y procederes son carentes de sustento válido, poniendo en evidencia
que la ciudadanía comprendió que la libertad de los mercados será la que nos
conducirá a la recuperación y ordenamiento de nuestro buen vivir.
Evidentemente muchos políticos, al igual que algunos periodistas y economistas tienen
un gran agujero negro en su conocimientos de los mercados y su funcionamiento ya
que atribuyen todos los males que nos aquejan a grandes corporaciones de fondos de
inversión, poderosos grupos económicos y/o a operadores bursátiles que especulan
y manipulan a su voluntad e interés los precios, que son egoístas agiotistas con
demoniacos intereses que destruyan la economía llevando a la miseria y pobreza a la
clase trabajadora precipitándonos al caos social.
Estos conceptos impregnados de dogmas políticos sectarios, anacrónicos y falsos,
desgraciadamente estaban profundamente arraigados en nuestra sociedad ¿Por qué?
Debido a décadas de desculturización en cuanto a cómo son, quienes lo integran y
cómo funcionan los mercados de capitales, no tomaron nunca en cuenta que en los
países desarrollados y líderes es donde son más activos.
Estos políticos, periodistas y economistas por necedad o interés atacan de manera
irresponsable al más idóneo y efectivo de los medios que disponemos para salir de la
crisis. No comprenden que en su esencia el mercado lo integramos todos, cada uno
de los habitantes ya que cada uno opera diariamente ejerciendo libremente actos de
comercio (comprar – vender) y que el conjunto de estos actos conforman el mercado.
No obstante ello, el gobierno continúa con su actitud de confrontar con los mercados
para controlar los precios en particular el valor del dólar, causante de todos los males
e infortunios como si el mismo dependiera del arbitrio de grandes y poderosos
especuladores. No advierten que el mercado lo conformamos todos y prueba de ello
es que diariamente vemos las casas de cambio, los Bancos y a solitarios arbolitos
qué pululan en el centro atestados de ávidos compradores de dólares. No comprenden que estos no son fríos y codiciosos especuladores sino simples ciudadanos temerosos de perder lo poco que les queda ya que advierten el desorden, corrupción e incapacidad que evidencia el gobierno administrando los dineros públicos. Consecuentemente el sentido común y el instinto de preservación los lleva a buscar refugio ‘Dónde? Adquiriendo activos de refugio y ¿Cuál es el activo de refugio de más fácil acceso, negociación, disponibilidad y traslado? El Dólar.
Es decir, quieren hacernos creer que con legiones de inspectores de la AFIP allanando
supuestas cuevas, persiguiendo a arbolitos lograran evitar o limitar la venta de
dólares y contener su valor “Un atentado a la razón.
Hace un año que el Ministro de Economía Sergio Massa viene pulseando con los
mercados y perdió, consecuentemente todos perdimos., su errado derrotero y fallido
proceder ahora como consecuencia del repudio a su gestión en las urnas precipitaron
al mercado a una situación límite tal como se evidencia con el valor del dólar, los
precios en las góndolas de los productos de primera necesidad, esto podría predecir
una debacle o hiperinflación, para evitar esto se deberá proceder con conocimiento,
profesionalidad, firmeza y determinación condiciones que carece el gobierno, en
definitiva esto potencia la incertidumbre y el temor “la peor de las señales que se le
pueden enviar a los mercados”.
Sintetizando: solamente la idoneidad, racionalidad, honestidad, respeto, firmeza,
convicción y buena fe en los actos de gobierno serán las herramientas que deberán
contar quienes en las próximas elecciones resulten ganadores, para así tranquilizar a
los mercados (todos nosotros) y se evitaran estos repetidos actos de desbordes e
histeria colectiva.
Únicamente de esta forma siempre apegándonos fielmente a la Constitución y la ley
lograremos el orden, el crecimiento y el bienestar que todos anhelamos.

Buenos Aires, 17 de agosto de 2023 Diego Lo Tártaro Presidente de IADER