La hora de los Mercados de Capitales

Posted by

Indubitablemente el resultado de las elecciones de las Paso evidencian un
reposicionamiento por parte de la mayoría del electorado aceptando y demandando
buscar en los mercados de capitales la solución a nuestra destruida economía y así
reconstruir nuestro bienestar y dignidad, por ello es relevante volver a insistir en sus
bondades y ventajas.
Este evidente cambio cultural nos impone volver a la fuente donde debemos
reeducarnos con el fin de consolidar un eficiente mercado de capitales, fundamental
para dar solución a un problema mayúsculo que desde hace décadas sufren la
economías regionales y en particular las Pymes “extremas dificultades para acceder
al crédito” que inclusive para algunos sectores y casos es inexistente.
Motiva esta anómala situación

  • Difícil acceso o falta de información por la burocracia administrativa de los Bancos
  • Discontinuidad por parte de las entidades Bancarias o financieras en la atención
    crediticia de las empresas Pymes
  • Tasas de interés elevadas y condiciones desventajosas.

Por lo expuesto es de fundamental importancia que las Pymes regionales intenten
acercarse a esta forma de negocios y de financiamiento genuino ya que a través de los
mercados de capitales no solo se accede a créditos a tasas razonables sino que pueden
estructurarse los mismos como en el caso de las obligaciones negociables, se logran
socios a riesgo, se pueden negociar títulos, acciones, commodities, cuotas partes de
Fondos Comunes de Inversión, de Fondos Comunes de Crédito (conformados a través
de la titulización de créditos e hipotecas)
Para efectivizar estas alternativas de negocios es condición sine qua non contar con
mercados de capitales (léase Bolsas de Comercio) por ello la importancia en activar
las Bolsas Regionales. Esto sería el paso previo a la conformación de una red de
mercados regionales interconectados entre sí que darían fortaleza y generarían el
crecimiento de las empresas locales transformándose así en nacionales.
Hoy las Bolsas no tienen fronteras geográficas, ni políticas, solamente ocupan espacios
y regiones económicas por ello las Bolsas Regionales. y su papel fundamental a
desempeñar.
Esto indudablemente deberá ser acompañado con sanas políticas económicas,
orientadas a equilibrar las cuentas fiscales con el fin de tener estabilidad y
previsibilidad permitiendo así reducir la presión impositiva, crear más riqueza y
bienestar que es en definitiva el objetivo de toda actividad económica.
La experiencia internacional de los países desarrollados en particular los EE.UU y la
Comunidad Económica Europea demuestran que las pequeñas y en especial las medianas empresas son el elemento vital y dinamizador para el progreso tecnológico,
la expansión de las exportaciones y muy particularmente para la creación de empleo.
El talón de Aquiles de estas empresas –en particular en la Argentina- es el
financiamiento de su actividad Por sus características este tipo de empresas y sus
emprendimientos carecen de atractivo para la banca comercial privada ya que
no están en condiciones de aportar garantías suficientes como para justificar un
endeudamiento acorde con su evolución.
Así mismo muchas de estas empresas adolecen de defectos o malformaciones
estructurales que con el correr del tiempo y una mejor y más asegurada inserción en el
mercado podrían ir corrigiendo.
Con esto no estamos diciendo que con la libertad absoluta de los mercados el éxito
está asegurado ya que en muchos casos llevaron al desempleo, la pobreza, y una
pronunciada desigualdad en los ingresos que inevitablemente condujeron a
desórdenes institucionales.
Hoy nuestro reducido mercado de capitales (léase bursátil) está limitado a megas
empresas muchas de ellas trasnacionales, que cuando requieren financiamiento se
fondean en las Bolsas de Nueva York, Londres, Madrid, Frankfurt o París dado a que
sus necesidades financieras no pueden ser satisfechas por nuestras Bolsas. Es
indudable que debemos agrandar nuestro mercado bursátil dado a lo peligroso que
resulta su actual dimensión, es sabido que cuanto más pequeños es un mercado, tanto
mayor el riesgo.
Estas características de nuestro mercado lo hacen más volátil ante una oscilación de
los mercados mundiales, en especial cuando nuestros papeles líderes son
dependientes de otras plazas.
Debemos destacar la importancia que significa aplicar políticas para simplificar los
trámites burocráticos a fin de crear condiciones favorables para las Pymes al igual que
concientizarse de la necesidad que la inversión en capacitación de las Pymes no
solamente beneficia a las propias empresas sino a toda la economía en su conjunto.
En definitiva los mercados de capitales cumplen una función insustituible en la
organización económica de los países y su nivel de actividad es un elemento que
permite apreciar el grado de fortaleza de las estructuras económicas de un país.
En función de todo lo expuesto y ante el nuevo y esperanzador horizonte que la
voluntad popular expresó en las urnas, esto nos impele a tener siempre muy presente
que la ecuación del desarrollo económico pasa por la inversión y está por los mercados
de capitales solo así lograremos trabajo, bienestar y felicidad.

Buenos Aires, 28 de agosto de 2023 Diego Lo Tártaro Presidente de IADER