Los Mercados de Capitales y la hora actual

Posted by

La Argentina hace décadas que se conduce lenta e ininterrumpidamente con absoluta
irresponsabilidad hacia la frustración, la decadencia y la corrupción que convertimos en
endémica, esto fue la consecuencia fundamental de la perdida sistemática de la moral,
la ética y el desprecio por la verdad y la justicia, este proceder nos condujo al actual
estado de descomposición y disolución social y política.
Abandonamos y destruimos todo lo que quienes nos antecedieron en la vida con
trabajo, inteligencia y esfuerzo habían logrado; que esta tierra de los confines del
mundo se transformara en pocas décadas en el proveedor más importante de granos y
carne del mundo transformándonos así en uno de los diez países más prósperos del
planeta, con índices de alfabetización iguales o superiores a muchas de las potencias
más desarrollados de Europa, esta realidad nos impone a tomar conciencia, reaccionar y no perder tiempo ¿Como?
Con los medios que la Constitución y la Justicia nos indica e impone ¿Cuándo? Ahora,
¿Por qué? Porque estamos en las vísperas de elecciones generales, esto significa buscar
a los mejores y más honestos, desechar a los corruptos ya condenados por la justicia
que solo merecen nuestro más explicito y definitivo repudio, aportar y debatir ideas,
proyectos, propuestas, estimular e incitar a nuestros jóvenes a que no emigren, que se
pongan al frente del gran desafío que es restablecer la República y las Instituciones de
esta forma retomar el camino y proceder de quienes dieron dignidad, significación y
grandeza a nuestro país.
Pareciera que descreemos que la grandeza de las naciones se sustenta en las obras de
infraestructura que las mismas tienen, ¿Porque? Porque no tenemos más ferrocarriles,
nuestra rutas son intransitables por su deterioro, nuestros puertos no pueden atender las
demandas que nuestras exportaciones requieren, nuestra educación se transformo en
adoctrinamiento político de niños y jóvenes, nuestra riqueza pesquera es depredada sin
ninguna reacción de nuestras autoridades, los contratos de las concesiones petroleras y
mineras a multinacionales son secreto de Estado, Este siglo es el de la tecnología, la inteligencia artificial y la globalización, esto permite operar simultáneamente en diferentes plazas, consecuentemente se integran e interrelacionan los mercados entre sí, lo que llevo a homogeneizar las normas, reglas, conductas y procedimiento de los mismos,
Esto nos impone que cada sector de nuestra sociedad tiene el deber de sumar su
conocimiento y experiencia aportando ideas y proyectos, por ello es necesario desde los
diferentes sectores vinculados a los Mercados de Capitales continuar con la predica a
favor de las Bolsas Regionales y la protección, defensa y auxilio de las Pymes porque
son el sostén económico, social, real y efectivo de una sociedad organizada y próspera
Puntualmente a que estamos haciendo referencia en cuanto a que estos dos sectores,
deben complementarse e integrarse para poder crecer conjunta y simultáneamente. No
vamos a reiterar las bondades de la economía de mercado, si vale tener siempre presente
que las Bolsas Regionales son el medio más idóneo y efectivo para:

1.- La apertura del capital social de Pymes mediante la cotización de sus acciones en la
Bolsa.
2.- Cotización de Obligaciones Negociables.
3.- Titulización de créditos a las Pymes por fideicomisos financieros, quizás el sistema
más eficaz que se está utilizando en las economías de los países lideres.
4.- Cotización de nuevos proyectos Pymes especialmente los dirigidos a
emprendimientos de potencialidad tecnológica que son de fácil colocación tanto en los
mercados internos como luego en los internacionales.
Recordemos una política económica sana debe estar orientada a reducir la presión
impositiva, permitir a la empresa privada un mayor desarrollo, fomentar la inversión y
de esta forma crear más riqueza que es en definitiva el objetivo de toda actividad
económica de toda sociedad pujante.
La acción del futuro gobierno deberá ser la de limitar las actividades reguladoras del
Estado siempre proclive a ampliar su esfera de acción más allá de lo que exige la
defensa de los intereses que están bajo su tutela.
El Estado paternalista no tiene cabida en una economía próspera porque es el germen
que conduce al populismo. .
Sintetizando el afianzamiento del estado de derecho, el ordenamiento político y el
desarrollo económico son los pilares de toda Nación libre y progresista. Es por ello que
debemos reducir la ingerencia del Estado en la actividad económica, porque es de
fundamental importancia para apoyar a la actividad privada en todas sus formas y
manifestaciones
Hablemos claro y convengamos definitivamente que el país se sentirá seguro y
comenzará a ser sustentable cuando su economía tenga como base la prosperidad de
todas las fuerzas de la producción, cuando el presupuesto sea incuestionablemente
equilibrado, cuando dejemos de maipular la moneda y así terminemos con la inflación,
cuando la racionalidad sea nuestra conducta, cuando adoptemos como forma de
convivencia y de vida la verdad y la justicia y todo esto se convierta en un dogma en
nuestro pensamiento.


Buenos Aires, 14 de diciembre de 2022 Diego Lo Tártaro Presidente de IADER