La realidad nos golpea. El FMI y las Economías Regionales

Nos encontramos en un callejón sin salida, todas las variables económicas, financieras y sociales están descontroladas y en crisis, motivado por la carencia de ética y moral de nuestra clase dirigente sin excepción de actividad o profesión, como era previsible esto nos condujo a la corrupción endémica e institucionalizada que se vive hoy en el país.

Desconcierto

Si debiéramos definir la realidad argentina según los dichos y actitud del presidente Alberto Fernández solo podríamos sintetizarla en: desconcierto, incertidumbre, temor y vergüenza.

A trabajar y despejar el camino

Transitamos situaciones trascendentes y definitorias que requieren de quien tiene la
responsabilidad de conducir la nación por las a difíciles y conflictivas circunstancias
que vivimos, cuente con un singular espíritu analítico y dispuesto a adoptar decisiones radicales y trascendentes porque son absolutamente necesarias para desarraigar la burocracia que parapetada en la administración del Estado lo mantiene aletargado
inoperante y corrupto, esto impide cualquier una salida coherente, sensata dirigida al crecimiento sostenido y sustentable y así recuperar la dignidad perdida.

Tiempos Difíciles

Las indefiniciones y contradicciones fundamentales en la conducción del estado que caracterizan a la actual administración sumado a una oposición fragmentada sin ideas ni proyectos que solo esta en el oportunismo político nos están conduciendo a no dudar a un colapso trágico.

Argentina el país a contramano del mundo

La lógica y el sentido común fijan la conducta y las normas que regulan la vida del hombre, cuando nos apartamos de ellas comienzan los problemas, nosotros los argentinos con razonamientos muy particulares y fundamentalmente con actitudes
individualistas pretendemos que nuestra conveniencia e interés primen sobre lo primero, las consecuencias de esta actitud están a la vista, vivimos de contramano del mundo y como en la obra de teatro del dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez «Barranca Abajo» nuestra actitud ante la vida determinan igual destino fatal al que tiene Don Zoilo el personaje central de dicha obra que de estanciero rico por errores y desatinos termina arruinado colgándose de un árbol.

Dejemos atrás el pasado

Dejamos atrás un año decepcionante y comenzamos el nuevo con esperanza y optimismo, decimos con benevolencia decepcionante para no expresar con crudeza su realidad, el mundo esta sacudido por una calamidad con pocos precedentes históricos por su magnitud y por los estragos que causo y causa en vidas, daños sociales y económicos que significa la pandemia de Covid 19.

Argentina cambalache impredecible y sin rumbo

El pasado sirve a los historiadores para su estudio y sacar conclusiones o de referencia para no cometer iguales errores y si encontrar soluciones y lograr éxitos, sin embargo los argentinos vivimos anclados a el, del que nada aprendemos, vivimos sin
comprenderlo y lo repetimos ininterrumpidamente esperando obtener resultados diferentes.

Argentina destino incierto

La Argentina actual esta inmersa en un colosal extravío y desorden, todo esta mal y nada funciona, la corrupción iguala a poderosos sectores si bien minoritarios de la dirigencia política, judicial, empresaria y gremial. Políticos que en la practica se adueñaron del Estado enrocan cargos y distribuyen empleos públicos entre sus familiares y amigos, sectores de la justicia que son una elite muy particular que se
comportan corporativamente y que se destacan por ser funcionales al poder político,
grupos de empresarios tan degradados que sus procederes pueden llegan a ser delictivos asimismo son eternamente oficialistas, parte de la dirigencia sindical que con conductas casi mafiosas tienen de rehenes a sus afilados a quienes dicen proteger pero solo los utilizan y usufructúan.

Debemos acordar con el FMI

Los mercados de crédito a nivel mundial tienen como toda organización humana sus
reglas y conductas, el sistema político o económico que cada país tiene en nada incide ni modifican su funcionamiento, las reglas son las mismas para todos por igual y todos la aceptan y cumplen, la Argentina es un caso aparte, acuerda pero no cumple, luego pretende modificar los términos de lo acordado según su conveniencia o humor, finalmente nada decide y termina siendo demandada ante la justicia. Este proceder transformo a la Argentina en el paria del mundo de los mercados de capitales que deambula mendigando ayuda y cuando trabajosamente la consigue vuelve a quebrantar su palabra y no cumple.

Llamado a la sensatez

Alberto Fernández parece no comprender que si se continua gestionando mal, haciendo oídos sordos a las urnas las consecuencias socioeconómicas podrían presentar un riesgo político que ponga en peligro su gobierno Si continúan agravándose reitero las ya profundas disparidades socioeconómicas, la transición podría alimentar las quejas y
malestar de los ciudadanos y convertirse en un arma en manos de las fuerzas extremistas así como el surgimiento de lideres autoritarios que atenten contra el sistema democrático.