S. del Estero, Misiones, Tucumán y Formosa, son las provincias con menor calidad laboral

Posted by

A pesar que la desocupación del país se mantiene baja, la calidad del empleo no mejora. En algunas provincias casi la mitad de los ocupados están sobre empleados. A su vez, en el 53% de las ciudades que releva el INDEC, más de un tercio de los asalariados está en negro. A eso se suma que como los ingresos no alcanzan, el 21,2% de la PEA demanda activamente trabajo.

Las bajas tasas de desempleo que mantiene la Argentina no encuentran contrapartida en la calidad laboral: mientras la desocupación alcanza al 7,9% de la Población Económicamente Activa (PEA), casi un tercio de los asalariados trabajan en negro, otro 38% está sobre o sub empleado, en tanto por los problemas de ingresos, el 21,2% de la PEA está buscando trabajo.

La situación más grave se presenta en Santiago del Estero. A pesar que en esta provincia el desempleo solo alcanza a 4,6% de la PEA, los datos de calidad del mercado laboral son alarmantes: de acuerdo con la medición del INDEC en la capital provincial y La Banda, el 44,5% de los asalariados están en negro, el 45,3% de la PEA reporta exceso de horas de trabajo y otro 12,3% está subempleado. Los problemas de ingresos que sufre esa provincia quedan de manifiesto en otro dato: tiene una de las tasas de desempleo más bajas del país, pero una de las tasas de demanda de empleo más altas ya que el 29,4% de los trabajadores (en su mayoría ocupados) manifiestan ser demandantes de trabajo.

Otra provincia con indicadores de calidad laboral preocupantes, es Misiones. Según la medición en Posadas, con un desempleo de solo 3,4%, el 42,1% de los asalariados están en negro y el 40,8% reporta sobre carga horaria de trabajo. A ellos se suman otro 6,6% de trabajadores subempleados. En el ranking de baja calidad laboral, el tercer puesto es para Tucumán. Según la medición en Gran Tucumán y Tafí Viejo, es la jurisdicción con mayor informalidad laboral (45,5% de los asalariados trabajan en negro), tiene un nivel de sobre empleo de 34,3% y una tasa de sub empleo de 9%. Así, a pesar que el desempleo en esa zona es menor al promedio país (5,7% de la PEA), tiene una tasa de demanda de empleo de 17,9%. Otra provincia con muy baja calidad laboral, es Formosa: si bien la tasa de desempleo es la segunda más baja del país (apenas 1,5%), tiene la tasa de actividad más baja de todas las regiones lo que refleja una gran cantidad de desempleados ocultos en la inactividad. A eso se suma que: la informalidad laboral alcanza al 40,7% y la población sobre empleada al 40,2%.


El ranking de calidad laboral combina cuatro indicadores: empleo en negro, sobre empleo, sub empleo, y tasa de actividad. Se trata de cuatro variables indicativas de lo que sucede en el mercado de trabajo más allá de lo que indica la tasa de desempleo. Para alistar a las provincias en un solo ranking, se combinaron estos cuatro indicadores en uno según la posición relativa alcanza por cada provincia en cada uno de esos ítems.

El quinto lugar del ranking de calidad laboral lo ocupó Concordia en la Provincia de Entre Ríos, donde se combinan: una de las tasas de actividad más bajas del país (apenas 36,1% de la población trabaja o busca empleo, lo que a ubica en la tercera de menor actividad), niveles de informalidad laboral superiores al promedio (36,7%), y una tasa de sobre ocupación del 38,3%. La población demandante de empleo en esa localidad es de 12,3%, relativamente baja justamente por su reducida tasa de actividad.

Otras provincias donde prevalecen bajos niveles de calidad laboral son:

  • En San Juan si bien el desempleo es menor al promedio país (6,3%), los problemas en su mercado de trabajo se deben principalmente a la elevada informalidad (36,5%), alta proporción de población sobre empleada (35,3%) y una tasa de actividad de solo 39% que la ubica entre las cuatro más bajas del país. Hoy, el 23% de los sanjuaninos son demandantes activos de empleo.
  • Los puestos 7 y 8 del ranking de baja calidad laboral son para La Rioja y Chaco. Mientras La Rioja se destaca por ser la quinta provincia de mayor informalidad del país (42,7% según la medición realizada en Gran La Rioja), Chaco se es la segunda provincia de la Argentina con menor tasa de actividad (36,4%) y la tercera con mayor proporción de población sobre empleada (44,4% según la medición realizada en Resistencia). Esas características explican que sea la región con menor desocupación de la Argentina (apenas 1,2%). La baja tasa de desocupación se debe claramente a que buena parte de la población no es desempleada porque directamente no busca empleo.
  • En los puestos 9 y 10 del ranking de baja calidad laboral se ubican Corrientes, que se destaca por ser la tercera provincia de mayor informalidad del país (43,2%), y la ciudad de Córdoba, cuya principal debilidad es ser la tercera localidad con mayor tasa de subempleo (9,3%). Córdoba es a su vez la quinta localidad del país entre las que releva el INDEC con más demandantes de empleo. Efectivamente 27,4% de la PEA de esa ciudad busca empleo, y eso en parte se debe a que es el aglomerado urbano donde se registra la mayor tasa de desempleo del país (10,8%).
  • Hay localidades en la Argentina como pueden ser Comodoro Rivadavia y Rada Tilly en Chubut, San Nicolás, Villa Constitución y Gran La Plata en Provincia de Buenos Aires, o Gran Rosario en Santa Fe, donde si bien no están entre las de menor calidad laboral, sí muestran alta debilidad en alguno de los cuatro sub indicadores seleccionados. Comodoro Rivadavia y Rada Tilly tienen la mayor tasa de sobre empleo del país; San Nicolás y Villa Constitución están entre las cinco de menor tasa de actividad; Gran La Plata es la sexta con mayor tasa de sub empleo y Gran Rosario la octava.

    Ocupados que demandan empleo
    Un indicador relevante para conocer lo que sucede con los ingresos, el empleo y la satisfacción laboral, es la tasa de demanda de empleo. Es que si bien el desempleo en la Argentina se mantiene en niveles de un dígito y hay provincias que directamente parecieran mostrar pleno empleo, las tasas de demanda laboral son muy altas. Eso ocurre por al menos cuatro factores: 1) porque muchos individuos están subempleados (trabajan pocas horas al mes); 2) porque frente al incremento constante en el costo de vida, los ingresos obtenidos del trabajo resultan insuficientes; 3) porque en algunas provincias la tasa de desempleo supera al 10% de la PEA y sí es un problema; 4) porque por los motivos que sean, muchos individuos no están satisfechos con su trabajo y buscan cambiarlo. Así por ejemplo, Salta, tiene la mayor tasa de demanda de empleo del país: 33,6%. Esa tasa se explica porque es la tercera provincia con mayor desempleo (10,6% según la medición realizada en la ciudad capital), y tiene a su vez un 5,2% de subempleados demandantes. Eso indica que habría un 17,8% de ocupados (formales e informales) que si bien no están subempleados, demandan empleo, muy posiblemente en buena medida para incrementar sus niveles de ingresos. La segunda provincia con mayor demanda de empleo, es Catamarca con una tasa de 29,6% (según la medición realizada en Gran Catamarca). La situación de esa provincia es similar a la de Salta ya que tiene un 9,8% de desempleo y un 4,9% de subempleo, lo que da cuenta de una alta proporción de ocupados (18,4%) no subempleados, que igualmente buscan empleo. Mar del Plata y Batán, en la Provincia de Buenos Aires tienen una tasa de demanda de empleo de 29,6%, que se explica mayormente por un 9% de desempleo y otro 6,5% de subempleados demandantes. Así en esas localidades un 15,1% de los ocupados no subempleados buscan activamente empleo.

    Otras jurisdicciones con alta tasa de demanda de empleo según las mediciones realizadas por el INDEC en los principales aglomerados urbanos, son: Santiago del Estero (29,4%), Córdoba (27,4%), Neuquén (25,8%), Partidos del GBA (24,6%), Entre Ríos con 24,5% en Paraná (si bien en Concordia la tasa es baja, solo 12,4%, eso se explica porque tiene una de las menores tasas de actividad del país). A su vez, la tasa es de 23% en San Juan, 19,9% en Río Negro, 19,1% en Santa Fé según la medición realizada en Rosario y 16,3% en la medición de la ciudad capital, 17,9% en Tucumán y 17,9% en la Ciudad de Buenos Aires.

    Buena calidad laboral
    A pesar que la baja calidad laboral es un problema generalizado en la Argentina, hay provincias que muestran un panorama algo mejor. En el ranking combinado de indicadores representativos elaborado (informalidad, tasa de actividad, sobre empleo y sub empleo), las mejores jurisdicciones resultaron: Tierra del Fuego, Ciudad de Buenos Aires, La Pampa, y Santa Cruz. En Tierra del Fuego, por ejemplo, las mediciones realizadas por el INDEC en Ushuaia y Río Grande revelan la menor tasa de informalidad laboral del país (12,5%), la segunda mayor tasa de actividad laboral (49%) y la menor tasa de sub empleo (2,2%). Aún así esa jurisdicción presenta niveles de desempleo superiores al promedio (10,1% de la PEA) y una tasa de sobre empleo de 31,7%, similar al promedio país. Aún así, y más allá del puesto del ranking, hay que tener en cuenta que no hay ninguna provincia donde pueda evaluarse que su calidad de empleo es «buena». En general, todas presentan algún déficit, incluso Tierra del Fuego, la mejor renqueada, donde se presentan tasas de sobre empleo altas y un nivel de desocupación mayor al promedio.

    Buenos Aires, 18 de abril de 2006

    DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER