Dilapidamos la herencia – Malogramos el presente – Destruimos el futuro.

Dilapidamos la herencia que nos había dejado la argentina opulenta de comienzos del siglo XX, nos endeudamos por varias generaciones, destruimos el futuro de nuestros niños y jóvenes. ¿Qué motivo este derrumbe institucional, económico, moral, social y educativo? Nuestra indolencia, irresponsabilidad, de no querer mirar, no observar, no reaccionar, ni castigar a la corrupción y a los corruptos, esto nos esta conduciendo a que dejamos con indiferencia que se este destruyendo la república.

¿Cuál es nuestro destino?

Los argentinos nos estamos convirtiendo es zombis en los que la incertidumbre, el temor, la tristeza, la apatía dominan nuestro espíritu, animo y proceder esto nos conduce a aceptar con fatalismo que los corruptos e inoperantes destruyan la república.

Salvemos a las PyMes y las Economías Regionales

Los pronósticos en cuanto al acelerado derrumbe de la república se están cumpliendo inexorablemente y no por casualidad sino por la causalidad de la anomia con que se conduce el gobierno, motivada por la pugna de intereses en su seno, que solo genera tanto en lo interno como externo más desorientación, confusión y desinterés por la Argentina que se evidencia en la desinversión y el riesgo país. A esto debemos sumar el estado de indefinición, desavenencias e inmovilidad en que se encuentra la oposición
acrecentando temores.

Argentina: Incertidumbre, desconfianza y Temor

Los conflictos y problemas se precipitan y multiplican aceleradamente, por ello la
incertidumbre, la desconfianza y el temor hoy dominan a la Argentina. En lo económico el miércoles de la semana pasada por la mañana el Presidente Alberto Fernández mantenía una videoconferencia con David Malpass Presidente del Banco Mundial y le reitero la voluntad del gobierno de pagar sus deudas y cumplir con sus compromisos.

Camaleón

Los argentinos pasamos nuestra existencia lamentando los gobiernos que tuvimos y tenemos, describiendo las calamidades que nos hicieron y hacen pasar, cómo de forma vil nos robaron, nos roban, nos egañaron y engañan, cómo este proceder nos llevo y lleva al derrumbe, la discordia, la división y confrontación entre hermanos, la miseria, la pobreza, la ignorancia, la enfermedad y la muerte.

¿Prevaleceremos?

Vivimos los argentinos momentos trascendentes, el desorden, la incertidumbre, la enfermedad, la muerte, la crisis económica, financiera, social y educacional nos obnubilan el pensamiento, los ánimos se exasperan y la sensatez deja el lugar a la ira,
dentro de este contexto la pobreza y la desigualdad en las últimas dos décadas han crecido a brincos y saltos desmesurados, son la realidad que nos golpea, pero por sobre todas ellas el derrumbe ético, moral y la perdida de la dignidad son las amenazas más ciertas, reales que hoy se ciernen sobre la república.

Continuamos con más oscuridad

El Presidente de la Nación en su discurso de apertura de sesiones en el Congreso de la Nación profundizó la grieta, tuvo una visión sesgada de la realidad y su mensaje generó más incertidumbre y preocupación. Luego para no dejar dudas, la Vicepresidenta con su tono y forma admonitoria reprendió, amenazo y descalificó a jueces que con responsabilidad e idoneidad solo cumplen con el juramento de que con fidelidad y lealtad harán cumplir y cumplirían con la Constitución y la Ley, no solo en el plano jurídico sino también en el moral y ético. Pero Cristina no se quedo aquí, también incluyo en sus diatribas e inculpando al periodismo y la oposición.

Hastío

El hombre es el ser viviente más inteligente sobre la tierra, pero también el único tan necio que cae en el mismo error muchas veces, en nosotros los argentinos esto es un constante patrón de conducta.

¿Se abrirá la Caja de Pandora?

Muchas veces a través de una metáfora explicitamos con más claridad algunas realidades. En la mitología griega la Caja de Pandora guardaba todos los males que afligen a la humanidad y que Pandora por curiosidad al abrirla todos ellos escapan y se esparcen por el universo, pero solo queda en su interior La Esperanza.
Finalizo la feria judicial y en los pasillos de tribunales ya nuevamente se comenzó a
avivar el avispero de funcionarios del actual gobierno y algunos de los anteriores que con manifiesta preocupación buscan vericuetos de la ley para demorar o evitar los juicios que por corrupción tienen en curso y que seguramente si la ley se cumple terminaran en la cárcel.